Tu:

No hay nada mejor que verte dormir. Ver como estas tranquilo sumergiéndote en el mundo de los sueños. Me pregunto que estas soñando, puedo ver tu bonito rostro, como cada parte de el está tranquilamente relajada en combinación con tu respirar, como te acomodas para estar más cómodo entre las almohadas y tu cama, también el saber que estas relajado, comido y tranquilo durmiendo me hace sentir bien.

Verte acostado, durmiendo, soñando, me hace pensar que eres la maravilla más grande que he tenido el honor de contemplar, porque de hecho, eso hago, te contemplo. Me encanta verte dormir, me fascina escuchar tu bonita respiración. Me envicia contemplar tu hermoso rostro que a cada minuto me gusta más y más.

Ahora, justo en este momento desearía que soñaras conmigo, que hasta en tus sueños me veas, porque yo a ti te veo a cada segundo del día, te sueño, te respiro, te disfruto… Vivo por ti y para ti.

Tu eres una maravilla, la maravilla más grande de todo el mundo. La mayor bendición de mi vida.

No hay y no habrá nadie mejor que tu.
Te amo, te amo te amo te amo.